domingo, 28 de octubre de 2007

EL REY DE LA PATAGONIA


En La Chaise, comuna de Chourgnac, cantón de Hantefort, departamento de Périgneux, Francia, nace Oréllie Antoine de Tounens.

Por 1858, oficia de alguacil del juzgado, en su pueblo natal, y sueña... También tiene el coraje suficiente como para poner en marcha sus sueños...

A los 33 años de edad, emprende su gran viaje, desembarcando durante el mes de diciembre, en las costas chilenas, frente a Coquimbo. Si bien esta localidad queda muy lejos de la Araucanía, permanece aquí dos años durante los cuales organiza su idea, y aprende las lenguas española y araucana; redacta las normas legales que darán marco "jurídico" a su sueño, y mantiene frondosa correspondencia con diversos caciques, especialmente Mañil.

Inicia la gran aventura durante 1860, partiendo hacia el sur, al frente de una caravana. Lo acompañan su secretario y futuro ministro, de apellido Desfontaines. Lorenzo López y Santos Bejar Culinau en calidad de intérpretes, y muchos peones liderados por Rosales.

La Araucanía comprende, en estos tiempos, entre el río Bio Bio al norte, el golfo de Reloncaví al sur, desde los Andes al océano Pacífico. Toda esta región estaba habitada por los aguerridos araucanos que, hasta ahora, no han podido ser dominados por los españoles.

En el interín su aliado Mañil había fallecido, pero sale a recibir a Tounens el nuevo Toqui, Quilapán, en cuyos dominios se concentran delegaciones de otras tribus, constituyéndose en asamblea o parlamento. El recibimiento que los indios brindaron a Tounens, tiene por única posible explicación una leyenda mapuche: que el fin de las guerras y de la temida esclavitud, coincidiría con la aparición de un hombre blanco.

Quilapán iba presentado a los caciques a medida que arribaban, Levio, Canglo, Meliú con su hijo Peoucón, el poderoso Guantecol, Milavil y Trinte, congregando así a pehuenches, moluches y huilliches.

Tounens les prometió de todo: protección, ayuda para combatir a la la Nación chilena, dice contar con 20.000 hombres armados y que si lo designaban jefe, los conduciría a la gloria. Los caciques lo aclaman como toqui supremo.

De inmediato dicta su primer decreto, fundando una monarquía hereditaria, y autodesignándose rey de Araucanía. Seguidamente, dicta la Constitución que regirá al nuevo Reino, donde se reserva el derecho de "hacer nobles a voluntad" y dispone que "las sesiones legislativas deberán ser publicadas en los diarios". Copias de esta proclamación fueron enviadas para su publicación, a los diarios de Santiago y de Valparaíso.

También dirige a Manuel Montt, presidente de Chile, una comunicación:

"Excelencia: Nos, Oréllie Antoine I, por la gracia de Dios, Rey de la Araucanía, nos hacemos un honor imponerlo de nuestro advenimiento al trono que acabamos de fundar en Araucanía. Pedimos a Dios, Excelencia, que nos tenga en su santa dignidad y guarda. Fecho en Araucanía el 17 de noviembre de 1860. Firmado Oréllie Antoine I. "

Las celebraciones duran muchos días y noches, en el gran campamento de Su Majestad. Pero en apenas tres días, el monarca amplia su Reino, dictando la siguiente norma:

"considerando que los indígenas de la Patagonia tienen los mismos derechos e intereses que los Araucanos, y que declaran solemnemente querer unirse a ellos para no formar sino una sola nación bajo el gobierno monárquico constitucional, hemos ordenado y ordenamos lo siguiente:

Art. 1º - La Patagonia queda reunida desde hoy a nuestro Reino de Araucanía, como parte integrante del mismo, en la forma y condiciones enunciadas en nuestra ordenanza real el 17 de noviembre del corriente."

Lo fecha el 20 de noviembre de 1860. Desde este momento, las inmensidades patagónicas, desde el río Negro hasta el estrecho de Magallanes, desde el Atlántico hasta los Andes, quedan incorporadas al flamante reino.

En procura de apoyo y reconocimiento, se dirige a Valparaíso, y le sorprende que las autoridades locales permanezcan indiferentes a la presencia de Su Majestad. Entonces inicia correspondencia con el gobierno francés y hasta propone el nombre de "Nueva Francia" para su reino. En Francia, nadie lo tomó en serio... Regresa a la Araucanía.. en éste segundo viaje, cambia su apariencia adoptando una vestimenta más acorde a su rango. Recorre todas las tolderías ratificando su condición real y haciendo entrega a cada una de la bandera tricolor, verde, blanca y azul. Reúne 15.000 lanzas para vengarse de los indiferentes chilenos...



Establece su residencia en Angol, centro geográfico de sus dominios. Pero como en toda historia cortesana, hubo un traidor... su capataz Rosales envía un aviso a las autoridades chilenas, dando cuenta de las intenciones bélicas de Su Majestad. Un piquete despachado por la comandancia de armas toman prisionero a Tounens y lo conducen a Nacimiento, y posteriormente trasladado a Los Angeles, donde es arrojado a un calabozo para delincuentes comunes. En su prisión, y por las dudas, redacta su testamento político estableciendo el orden sucesorio, previsto hasta varias generaciones posteriores, asegurando para sus descendientes los derechos a la corona de Araucanía y Patagonia por los siglos de los siglos.

Un simple juez letrado conduce los procedimientos, que concluyen en la sentencia, negándole el derecho a intervenir en Araucanía y condenándolo a cinco años de prisión. Pero se le permite regresar a Francia.

Expulsado de su Reino, no por ello abandona sus sueños... Vuelve a la carga, en 1869, desembarcando esta vez sobre el Atlántico, en San Antonio. Pasa por Patagones y Choele Choel. Por el camino, se cruza con el capitán Murga, del fuerte El Carmen. Pasa por la toldería de Renquecura reingresando a Chile por el boquete de Llaima, alcanzando el mismo punto donde había sido arrestado años atrás.

Otra vez las autoridades chilenas lo expulsan. Durante el año 1871, publica notas en los diarios La Prensa, La Nación y La Tribuna, en la ciudad de Buenos Aires, y retorna a Francia. En su tercer intento, llega a Buenos aires, se hospeda en el hotel de la Paz; parte vía terrestre hacia sus dominios, pero es detenido en Bahía Blanca por el Coronel Murga y devuelto, una vez más, a su país de origen. Finalmente, trata de llegar por el puerto de Punta Arenas, siendo arrestado nuevamente.

Fallece a los 53 años de edad, en 1878, un 17 de noviembre, o sea exactamente 18 años después de haberse autoproclamado Rey de la Araucanía y la Patagonia. Deja de existir en Dorgogna, sólo y en la miseria. Su heredero, Gustavo Archile I y su Reina María, hasta tendrán corte y designarán embajadores. Les sucede Aquiles I que fallece en 1902.

Creen que aquí termina la historia? Pues no...

Con motivo de los 500 años del descubrimiento de América, entre tantas otras publicaciones, el periodista argentino Enrique Oliva escribe la historia del Reino de Araucanía y Patagonia. Philippe Boiry, setentón, se autoproclama heredero de Tounens. En su condición de tal se presenta ante organismos internacionales en nombre de "sus" pueblos, y demanda ante los tribunales franceses a Oliva, por poner en duda su legitimidad.

Aquí termina? Tampoco...

En 1998, un supuesto "cónsul general de la Patagonia", en representación del descendiente de Oréllie Antoine de Tounens, invade unos islotes británicos ubicados en el canal de la Mancha, en represalia por la guerra de Malvinas. Resultó ser una maniobra del autor francés Jean Raspaill, para publicitar el libro que escribiera sobre la vida de Tounens, editado por Emecé. Como propaganda, fue un éxito.

Fuente:

* "De cómo la Patagonia hubo de ser una monarquía" por Armando Braun Menéndez, en revista Argentina Austral.

Autor: Raine Golab. email: raine@flyfishing-argentina.com

dp

3 comentarios:

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic

Anónimo dijo...

Really like your websites particulars! Undoubtedly a wonderful supply of information that is extremely helpful. Keep it up to hold publishing and that i’m gonna proceed studying by the use of! Cheers.
You ought to actually think about working on creating this blog into a serious authority in this market. You evidently have a grasp handle of the matters everyone seems to be trying to find on this website in any case and you can actually even earn a buck or two off of some advertisements. I might explore following recent matters and raising the quantity of write ups you place up and I assure you’d begin seeing some wonderful targeted traffic in the close to future. Just a thought, good luck in whatever you do!
I’m still learning from you, but I’m enhancing myself. I definitely love reading all the pieces that is written on your blog.Preserve the stories coming. I liked it!


purchase Betapace online | Betapace prices

Anónimo dijo...

It’s so lucky for me to find your blog! So great! Just one suggestion: It will be better and easier to follow if your blog can offer rrs subscription service.