viernes, 1 de agosto de 2014

BARCELO Y RUGGIERITO

Alberto Barceló
Una historia que se siguió escribiendo...aún después de la muerte

Mucho ya se escribió sobre la relación entre Alberto Barceló, virtual dueño de Avellaneda por 40 años desde principios del siglo XX, y su guardaespaldas, secretario y amigo, Juan Ruggiero.
La historia cuenta detalles biográficos, pero de lo único que nadie se ocupó, hasta ahora, es considerar y mostrar como se encuentran sepultados estos personajes.
Se dice que la relación entre ellos terminó muy mal.
Vemos las fotografías de la bóveda de Barceló y la de Ruggiero, pero debemos comentar que las mismas se encuentran dándose la espalda, tal como se dice en ese dicho popular marcando una verdadera señal de desprecio o repudio..."le da la espalda a..."
En interpretación de la Simbología funeraria, cuando dos personajes están dispuestos en esta situación, también lo hacen en el mismo sentido como marca ese dicho.
La bóveda de Barceló se encuentra en estado de abandono. Con malezas creciendo en su techo y con claras señales de no ser visitada desde hace décadas, con polvo acumulado y el estado ruinoso de los reclinatorios y vitreaux.
La administración municipal debería de hacer algo al respecto, para así conservar nuestro patrimonio histórico y cultural.
Gardel y Ruggierito
La bóveda de Ruggiero está en buen estado y a través de las cortinas que cubren las puertas se logra ver el féretro de Juan Ruggierito tal como cuenta la leyenda: recubierto en...plata labrada.
Hasta tanto llegó la devoción de su madre que mandó a ornamentar el mismo en clara muestra de ostentación, amén de construir una estatua de tamaño natural de su hijo, que colocó en su
casa quinta de Florencio Varela. La misma terminó siendo propiedad de un importante político e Intendente de Avellaneda muchos años después.
La disposición de las bóvedas es producto de la "casualidad"? Puede ser, aunque en lo personal no creo en ellas.
Estas son otras "curiosidades" que develamos y que enriquecen nuestro patrimonio cultural, pero sobre todas las cosas, crean leyendas.

Impresionante bóveda de A. Barceló

Interior de la bóveda de Barceló
Bóveda de Ruggiero
Féretro de Ruggiero (arriba)


dp


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr Pena
Buscando datos del lugar donde nací y me crié, aparece en mi mente un recuerdo de una estatua con el siguiente escrito: "Para mi querido hijo Juancito".
Esa estatua fue parte de mi niñez. Era la estatua de Juan N. Ruggiero, alias "Ruggerito". Cuando van pasando los años volvemos hacia atrás.
Mi padres fueron inmigrantes italianos de la provincia de TRENTO, norte de Italia, donde vivo. Lleganen el año 1948 y su primera morada fue la quinta de doña AMALIA, madre de Juan. Mis padres después hacen su casa a 200 metros de la quinta. Siempre me pregunte cual habría sido el final de la estatua, de más grande conocí parte de la familia Ruggero.
Quiero aclarar por lo que se, que la quinta fue vendida a la empresa ZUCAMOR, una papelera, y estaba ubicada en la localidad de VILLA GIAMBRUNO, hoy partido de BERAZATEGUI, un lugar ideal entre AVELLANEDA Y LA PLATA.
Le envío un abrazo y muy interesante su trabajo,, había escuchado algo del cajón de Ruggerito, Con su foto me quedo claro.
Lorenzo Trapin. Italia

Anónimo dijo...

Muy bueno. Hay que rescatar estos y muchos otros datos de la historia de nuestra Ciudad. Algo mas de Ruggerito????
Laura Sauretti Cardinali

Anónimo dijo...

Cuanta historia generaron estos dos personajes en nuestra ciudad...!!!!!
Joaquín M. Muzlera