jueves, 17 de diciembre de 2015

EL PAPA FRANCISCO ME DECEPCIONO

Junto a CFK y el regalo de un mate (que original la Presidente)
Apenas anunciado el nombre de Bergoglio como nuevo Papa mi pecho se hinchó de orgullo patriótico.
Nunca un argentino había ocupado un puesto tan alto en una organización mundial.
A pesar que no soy religioso, como argentino me sentí muy contento y hasta entusiasmado con una elección, que ya intuía, iba a mostrar profundos cambios en la iglesia tan conservadora y semi muerta.
Junto a Milagro Salas
Comenzaron los cambios de procederes, a través de pequeños gestos, las transformaciones en la administración, las señales de apertura, pero todo esto, con el paso del tiempo, no tuvo correlato con nuestro país.
Francisco no se molestó a venir a la Argentina apenas asumido su cargo, como lo hicieron los dos Papas anteriores, que casi de inmediato viajaron a sus países, Polonia y Alemania.
Comenzó a recibir, casi en cantidades industriales, a los jerarcas del régimen K de la Argentina, muchos de ellos, con Cristina Fernández de Kirchner a la cabeza, sospechados de autoritarismo y extrema corrupción. Incluso recibió a Milagro Salas, paradigma de la era política autoritaria que, incluso, quería mostrarse como cabeza de una organización paramilitar en la provincia de Jujuy.

Otro regalo, una camiseta de La Cámpora (papelón)

Los propios seguidores K, apenas enterados de su elección, pretendieron vincularlo con la última dictadura militar, no porque esto fuera cierto, sino por temor a que, desde el exterior, alguien los cuestionara en su descalabro administrativo y político del país. Luego esto cambió, convirtiendo en un peregrinaje obligatorio al Vaticano de cuanto jerarca k se propusiera viajar a la Santa Sede.
Francisco fue a Brasil dar batalla contra el impresionante crecimiento de las iglesias evangélicas. Medió entre Cuba y Estados Unidos para lograr el levantamiento del embargo y la normalización de relaciones diplomáticas entre esos países, pero ni siquiera llamó al Presidente electo Mauricio Macri, para saludarlo por el triunfo en las elecciones o al momento de asumir este su cargo.
Junto al mamaracho de Guillermo Moreno
En la agenda de sus viajes recién tiene contemplado visitar la Argentina en el año 2017, a más de cuatro años de asumido el Papado, y ante la posibilidad cierta de que la Argentina atraviese momentos muy duros después del régimen populista y autoritario de los K, se toma en forma tan liviana todo lo vinculado con su propia Patria.
Juan Pablo II fue protagonista primordial en los acontecimientos que vivió Polonia, su Patria, y la caída de la Cortina de Hierro. Se jugó por su país en momentos muy complicados.
Francisco acostumbra a llamar por teléfono a quien se le ocurra, incluso al vendedor de diarios que lo proveía diariamente en Buenos Aires. Lo hizo a pocas horas de asumido su cargo, solo para decirle que no le envíe más las publicaciones a su casa.
Pero ahora no tiene tiempo ni siquiera de llamar al nuevo Presidente argentino, mandar una simple nota, o programar un viaje a su tierra en forma inmediata.
Recibiendo controversial regalo de Evo Morales: una cruz con forma de hoz y martillo
¿A qué obedece esta postura? Porque evidentemente tiene un trasfondo esa actitud.
Sea cual sea la respuesta, no debería olvidar su origen, su tierra, sin importar su sentimiento político partidario personal, porque algún día dejará de ser Papa, por renuncia o fallecimiento, pero nunca dejará de ser argentino.
Es una decepción muy grande la que siento para con la actitud de Francisco, que evidentemente privilegia más sus cuestiones políticas personales que los intereses y sentimientos de un pueblo, como el argentino, que lo respeta y lo venera por ser jefe religioso de una importante mayoría.
El pueblo argentino se pronunció y él, como cabeza espiritual de un amplio sector del mismo, debería de respetarlo.

Francisco si pudo visitar al dictador Raúl Castro en Cuba

ULTIMO MOMENTO: El Presidente Macri llamó por teléfono al Papa Francisco para saludarlo por su cumpleaños. 
Así hace un caballero con un compatriota ilustre, más sabiendo que compartieron muchas cosas. Macri fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires mientras Bergoglio era Obispo de la misma y Cardenal Primado de la República Argentina.

dp


3 comentarios:

vhr dijo...

Querido amigo, a mi no me decepcionó. Pues no tenia expectativas. Después de todo es justamente un Papa. ¿Como ponerlas allí?

Anónimo dijo...

Muy buen punto vhr. Muchas gracias por el comentario. Estoy a tu disposición.
dp

Puru dijo...

Hola, para mi no se acerca a Macri por su lucha junto a Gustavo Vera contra la trata de personas. Sabemos que Macri sabe y permite este tipo de negocio y se beneficia de ellos, vos siendo un librepensante tendrias que saber las relaciones entre Stiusso, Raul Martins y Macri. Ojo que no busco crear polemica, yo lo vote a Macri y tengo esperanzas de buenos cambios, pero el pasado de todos estos politicos esta tan sucio...... Lo entiendo a Francisco y creo que hizo ya mucho con haberlo recibido a Macri en el vaticano.