domingo, 8 de marzo de 2015

FILATELIA MASONICA ARGENTINA



Autoría e investigación de Pablo Martin Iriarte. San Carlos de Bariloche




“....La filatelia es la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales. La originalidad de los ejemplares le da a una colección su valor. Algunos sellos, en particularidad, llegan a adquirir una valía comercial muy elevada y son difíciles de conseguir. Pero lo más importante de la filatelia no es lo económico. El coleccionista sabe que en los sellos postales queda representada parte de la historia nacional o regional de los países, mediante figuras de personajes ilustres, monumentos, pinturas, flora y fauna…..”



El primer sello postal de nuestro país, comenzó a circular un 21 de agosto de 1856, en la provincia de Corrientes. El sello fue diseñado por un inmigrante francés, Matías Pipet, quien fue también el grabador de las únicas planchas en las que fueron impresas las diecisiete emisiones, lanzadas hasta 1880, año en que fueron nacionalizados los servicios postales. 
Con la plancha de Pipet, fueron impresas las primeras estampillas, en papel de seda, impresas en tinta negra y con el contorno liso. La estampilla tenia la efigie de la diosa Ceres, nombre latino de la deidad de la agricultura.
Ceres, recomposición Romana de Demeter, diosa de la agricultura-naturaleza.
Hay que tener en cuenta, que la Mitología Romana tiene su origen en la antigua Grecia, Demeter, madre de Persefone, secuestrada por Hades (Dios del Inframundo).
Ceres, invento el invierno para los meses que su hija debía pasar en el inframundo, junto a Hades.
A cambio, enseño la agricultura a los hombres, principalmente la siembra de trigo.
Ceres, relacionada con el trigo, símbolo de la muerte y el renacimiento encerrado en la semilla, que podemos encontrar en ceremonias masónicas simbolizada por el pan, que nos da la pauta de morir y renacer, y en ese renacer dar lo mejor de si, siempre buscando la Luz.
El Sello había sido encomendado a Pipet, por el Dr. Juan Pujol, por entonces Gobernador de Corrientes, quien trajo la idea del timbrado postal, de un viaje que había realizado por Europa
Por empezar ninguno de los primeros 4 sellos emitidos fueron aceptados en todo el territorio, que permanecía dividido entre Buenos Aires y la confederación, pero el 17 de Septiembre de 1861 después de una confusa batalla a orillas del Arroyo Pavón (provincia de Santa Fe) le costó la renuncia al Presidente Confederado Derqui.
A falta de autoridades nacionales, Bartolomé Mitre (Gob. de Bs. As.) asumió como Director Provisorio del País y pone delante de la renta de Correos a Regulo Martínez.
Sin garantías del sello emitido por la Confederación, Martínez le solicita a Posadas que le confeccione un nuevo sello.
Posadas contrato al Litografió Alemán, Roberto Lange que fabricó tres planchas de sellos postales de cinco, diez y quince centavos, dado que fueron los del País unificados, con la leyenda “…Republica Argentina…” conocidos también como “escuditos
En este sello podemos encontrar un gran vínculo con la Masonería dado que este mismo presenta nuestro Escudo Nacional, con el gorro frigio, haciendo alusión a  la IGUALDAD, manos unidas sinónimo de FRATERNIDAD  y por último el sol que representa la LIBERTAD.
Por el 17 de Abril de 1864 salen en el País, los primeros sellos de calidad internacional, encargados en Francia e Inglaterra, esta serie consistía en la representación del Primer presidente Argentino, Bernardino  Rivadavia y que familiarmente la  llamaban a esta misma “Rivadavias”, ya que consistían en tres sellos uno de cinco centavos (color rojo), diez centavos (color verde), quince centavos (color azul).




Seguido a Rivadavia, siguieron Don José de San Martín y Manuel Belgrano en 1867. Las exigencias de las autoridades postales se habían hecho mayores y las nuevas emisiones las mandaron a imprimir a American Bank Note Company, de Nueva York, donde trabajaban los mejores grabadores del mundo.
El Correo Argentino de esa forma buscaba igualar los franqueos internacionales en materia de calidad.
Siguiendo esa línea de los sellos postales con la imágenes de próceres, como San Martín y Belgrano se sucedieron los siguientes: Balcarce, Moreno, Rivadavia, Alvear, Posadas y Saavedra.
Esta generación quizo recatar valores de la Generación del 37 y la de 1810, dado que todas compartían, el mismo ideario liberal y coincidían paralelamente con el desarrollo y consolidación de lo que fue la racionalidad positivista a lo largo del Siglo 19.
De esta manera el vínculo entre estas generaciones, liberalismo, positivismo y republicanismo, se fijó a traves de la pertenencia a la Masoneria, puesto que la gran mayoría de ellos lo eran, por lo tanto, resulta comprensible que la clase gobernante, se viese reflejada en sus predecesores, incorporándola simbólicamente a traves de los sellos..
Cuando se conmemoraba  los primeros 100 años de la revolución de Mayo, las estampillas fueron grabadas e impresas por la compañía Sudamericana de Billetes de Banco (Bs. As).






Los valores fueron entre el 1/2 centavo hasta 1 peso inclusive. Estaban dispuestas en hojas de 50 sellos, mientras que los de 5, 10 y 20 pesos en hojas de 25 sellos. Se utilizó papel alemán, con filigrana “sol grande” y dentado 11 y ½ .  Las viñetas se reproducen en la primera figura y muestran la pirámide de mayo, Rodriguez Peña y Vieytes, el Salón de Rodríguez Peña, Azcuénaga y Alberti, el Fuerte de Buenos Aires, Saavedra, Beruti y French repartiendo las cintas, el Palacio del Congreso, Matheu y Castelli, el Cabildo Abierto, Belgrano y Larrea, el 25 de Mayo de 1810, Moreno y Paso, el Juramento de la Junta y San Martín respectivamente.
A lo largo de la Historia Filatélica Argentina, nunca de forma directa se reconoció a la Masonería, pero si en ellos podemos encontrar mucha simbología masónica, como actos y acciones como antes se describen.

Llaman la atención los sellos impresos en el primer gobierno del Gral. Perón, donde aparecen símbolos masónicos claros y de uso permanente dentro de la Orden.

Símbolo del Compás

Símbolos de Escuadra, Plomada, Mazo, Caduceo, Espiga de Trigo, Balanza, la Libertad con Gorro Frigio

En lo personal y profundizando el estudio de los sellos postales argentinos, podemos lograr mantener vivo aquellas batallas y logros que hicieron que este País se haga Nación, y resaltar que en el primer Centenario del Correo no es casualidad que los personajes que mas participación tuvieron en los sellos fueron los Masones Don José de San Martín, Domingo Faustino Sarmiento, Julio A. Roca, dado que sus pasos conformaron a este hermoso País y le dieron el tilde de Nación y Patria Grande.


BIBLIOGRAFIA CONSULTADA.

Libro del Bicentenario del Correo Argentino.
Wikipedia.
Billetes y estampillas de los 200 años, Clarín.


dp


2 comentarios:

Daniel Peluas dijo...

Muy bueno.

Anónimo dijo...

Felicito a Ud. por el Art. sobre Filatelia Argentina.
Estoy investigando sobre el tema Masonería, quisiera saber si Ud. tiene algún trabajo editado, sobre SIMBLOGIA. Siendo mi interés adquirirlo.
Vivo en PARANÁ - ENTRE RÍOS.
Carlos Antonio Garay