lunes, 8 de abril de 2013

EXPLOSION REFINERIA YPF LA PLATA


La Argentina está viviendo momentos sumamente tristes por la tragedia provocada a causa de las inundaciones en la ciudad de La Plata. Las mismas fueron de carácter casi épico y afectaron a la mayor parte de la planta urbana.
La cantidad de muertos parece que quedó estancada en 51, número coincidente con el accidente ferroviario de Plaza Once, pero según algunos comentarios sería mucho mayor.
Las sospechas sobre todo lo que tiene que ver con estadísticas en el gobierno kirchnerista no es nueva y ahora se duda, con mucho fundamento que parte de la razón, que estamos ante otro fraude consumado por los gobiernos peronistas de la Nación, de la Provincia de Buenos Aires y de la Intendencia Municipal.
Para los ciudadanos la casi única manera de dimensionar las catástrofes es conocer la cantidad de muertos. Al haber menos pareciera que fue menor. Por eso se recurre a la táctica de fraguar las cifras, para disminuir el impacto psicológico y minimizar las responsabilidades de los funcionarios públicos.
Pero más allá del dolor que provoca esta tragedia está la indignación de la manipulación, que no solo está vinculada con la inundación, sino también, con la explosión que ese mismo día, horas antes, se provocó en la refinería de petróleo más grande del país, perteneciente a la empresa estatal YPF.
Una tragedia tapó a la otra. La avalancha informativa generada por el agua, tapó por completo al fuego, pero los dos acontecimientos se produjeron en forma casi simultánea. ¿Hay algún tipo de relación entre ellas? ¿Es cierto que hubo lluvia tóxica sobre la ciudad?
Lo que aquí conviene preguntarse es porqué pasó esto, los motivos, dimensiones y consecuencias que puede traerle al país una catástrofe en la refinería, que más allá de daños materiales, pudo haber provocado víctimas fatales y destrucción de patrimonio del Estado. Si se viera afectada, además, la producción de derivados del petróleo, también podría haber consecuencias económicas tremendas en los saldos del comercio exterior, falta de combustibles, encarecimiento de los mismos, inflación.


El peronismo gobierna la ciudad de La Plata y la Provincia en forma ininterrumpida desde 1987 y algún funcionario actual fue lo suficientemente cínico como para insinuar que la culpa la tiene otra administración. ¿Hace 26 años que administran y la culpa la tiene otro? ¿Qué hicieron Uds. en todos estos años, cuando hay informes de expertos que preanunciaban esta posibilidad trágica dado las falencias del sistema hidráulico? ¿Hasta donde se extendieron los saqueos a comercios y casas durante y post temporal?
Nuevamente el gobierno manipula la verdad, censura el acceso a la información, miente a más no poder, como el mismo Intendente de La Plata, Bruera, que hasta tuiteó haciendo referencia a que se encontraba ayudando a los damnificados cuando en verdad estaba de vacaciones en Brasil.
Con todo esto y mucho más, sin dudas deberán rendir cuentas ante el pueblo, en algún momento, porque está en juego la vida humana, la seguridad, el bienestar y el patrimonio de los argentinos.
La inmoralidad de los actos de este gobierno debe ser juzgada y sancionada conforme marca la Ley y el escarmiento cuidadano debe ser implacable, porque estas inmoralidades ni siquiera pueden ser ocultadas por una lápida.

dp

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenes mucha razón habría que investigar a fondo que sucedió, y no es la primera vez que la noticia de una tragedia tapa la de otras.
Margarita, Tucumán. Argentina

inghilt dijo...

Muy buena nota, es triste ver como la indolencia, la in escrupulosidad y , la inmoralidad de los gobernantes toma tamaña dimensión . En nosotros los ciudadanos cae la responsabilidad de que estos paguen con el escarnio y la cárcel .
felicitaciones por tu blog.

Anónimo dijo...

Woah! I'm really digging the template/theme of this site. It's simple, yet effective.
A lot of times it's very hard to get that "perfect balance" between superb usability and visual appearance. I must say you have done a superb job with this. Additionally, the blog loads super fast for me on Opera. Excellent Blog!

my web site - free download anti virus protection

@loba1947 dijo...

Excelente nota mi amigo, como lo es tu blog todo, pleno de interes y actualidad, mis mas sinceras felicitaciones y un timido Gracias por tan ricos aportes!

Soy Olga dijo...

Genera impotencia saber en manos de qué gobernantes nos encontramos. Ante la primer víctima deberían renunciar porque se manejan con impunidad.
Mirando hacia atrás que cambió? Santa Fe volvió a inundarse, esa gente vive con pánico, los trenes son catastróficos, en cualquier momento otro Cromagnon y esto sigue y sigue.
Lo del intendente Bruera es
incalificable.
Me gustaría saber que están haciendo los gobernantes de La Plata para evitar un nuevo suceso de ésta índole y los de la C.A.B.A???
Ojalá, previniendo, planificando y ejecutando acciones para que nunca más vuelva a pasar!!!
Gracias por generar este espacio Muy bueno su blog.
Saludos

Anónimo dijo...

Al iniciarse el incendio de la refineria cerraron las compuertas de las exclusas para evitar el riesgo de que explotara, eso aumento la subida del nivel de agua en la zona evitando que el agua pudiera salir de la ciudad, es por eso que el nivel no descendia con el transcurso de las horas. El hecho de ocultar las verdaderas cifras de muertos se debió a que si el numero superaba los 200 muertos la ciudad debia declarar catastrofe natural y eximir a todos de pagar los impuestos. Por ende la caja no les daría.

Gustavo P. Forgione dijo...

¡Excelente artículo, Daniel!
Me parecieron muy acertadas tus críticas y sobre todo el enfoque que le diste a la cuestión de la refinería de La Plata y, más allá del espanto de la medianamente ocultada tragedia, sus consecuencias económicas son aterradoras.
Cabría investigar si no hubo un sabotaje, ya que fue demasiado oportuno que ocurra un desastre así cuando llegaron las lluvias, y llama la atención que en un piping catalítico, donde siempre hay muchos operarios, no hubo ninguna víctima. Es claro que éste desastre sí fue previsto con la anticipación suficiente para salvar vidas, pero no para evitar que se destruya la planta. No afirmo aún que se haya tratado de algo hecho a propósito, pero existen claras razones para dudarlos.
El resultado: importaremos combustibles durante tres años por un valor de US$ 15.000 millones.
Seguramente, quien realice estas operaciones recibirá su comisión, que en éstas épocas, son muy altas.
Nuevamente te felicito por el Blog y te saludo cordialmente.
Gustavo