sábado, 12 de diciembre de 2009

EVA PERON Y EL RACING CAMPEON DE 1951


Daños colaterales

Una historia de fútbol y política. La final del campeonato de 1951 entre Racing Club y Banfield.


Daniel García era hijo de Higinio, legendario defensor y capitán del Racing Club de Avellaneda, primer triple campeón del fútbol argentino (1949, 1950 y 1951).
Daniel, Vicepresidente de la institución en 1995, contó la historia que les relataré a uds., como descripción de una de las tantas pruebas de cómo se vincula la política y el fútbol.
Por desgracia Daniel ya falleció, aún joven, pero quedan testigos calificados de este relato, como el entonces Presidente del club, el Dr. Otero, el Tesorero Ricardo De Anna y el Vocal Fernando Bosco, entre otros.
Entre indignado y triste contó, ateniéndose al recuerdo de su padre, que la Sra. Eva Perón citó al plantel de Racing en vísperas de jugarse la final del campeonato de 1951, para pedirle, ni más ni menos, que Racing se dejara ganar ese partido, para así favorecer al club Banfield, el primer club “chico” que lograba llegar a la definición de un campeonato de primera división.
Ante tan insólito pedido el capitán Higinio García tomó la palabra en representación de todos y le dejó en claro a la Sr. Eva, que el equipo saldría a la cancha e intentaría, por todos los medios deportivos lícitos posibles, ganar ese partido y coronarse campeón una vez más.
Cuentan que la reacción de la Sra. Eva no fue de las mejores y volvió a dejar en claro que era convenientemente político dejar que un club chico gane el campeonato, para hacer ver a todo el pueblo argentino que los pobres pueden triunfar, a pesar de todo.
La historia concluye, aparentemente, con el triunfo de Racing, luego de disputarse dos partidos, uno finalizado 0 a 0 y el segundo con el triunfo de Racing por 1 a 0.
La tristeza de Daniel era evidente, por comprobar la manipulación que se quiso hacer en ese momento y por saber truncada la brillante carrera deportiva de su padre, verdadero abanderado de un equipo aguerrido, de hombres honrados, que dejaron en la cancha lo que tenían que dejar, para llevarse la triple corona, tan merecida.
Daniel García falleció hace diez años, orgulloso de su padre.

Las consecuencias

Digo antes que esta historia finalizó, aparentemente, porque pocos meses después el capitán Higinio García dejó misteriosamente la práctica del fútbol, cuando solo contaba con 26 años de edad y no arrastraba los estragos de ninguna lesión seria.
Todo esto Eva lo hizo a espaldas de su marido, el Gral. Perón, hincha confeso de Racing, pero convenientemente dejado afuera del extraño requerimiento de su esposa.
Perón, a quien muchos le adjudican haber obsequiado la nueva cancha a Racing, inaugurada en 1950, cuando en verdad, por intermedio de su Ministro de Hacienda, Ramón Cereijo, hincha del club, le facilitó un préstamo para esta obra que, religiosamente, se terminó de pagar, como se había convenido, en 1970.
Perón había ofrecido construir el nuevo estado en las tierras que dejaba libre el Parque Japonés, en Retiro, donde hoy se levantan las torres de Catalinas Norte. Los dirigentes del club no aceptaron esta propuesta, porque entendían que ella implicaba desarraigarse de su querida Avellaneda. El día de la inauguración del estadio Perón se quejó por la modestia del mismo.
Misteriosamente el Dr. Cereijo tuvo que abandonar su ministerio pocos meses después de esta final.
Fue otra víctima de esta extraña historia.
En 1953 un grupo de jóvenes racinguistas promovió una fórmula opuesta a la conducción partidaria del club, encabezada por los Dres. Arnaldo Basso y Dino Pappini. La misma logró vencer en las elecciones, castigando al peronismo con su primer derrota electoral en la conducción política de un club de primera división. De nada le sirvió al presidente tricampeón, Carlos Paillot, sus títulos y el haber administrado la construcción del nuevo estadio.
Las paradojas de la historia, o mejor dicho, la desmemoria, muestran hoy que el estadio de Racing lleva el nombre de Gral. Perón y en la puerta de su sede hay sendos bustos del matrimonio.
El estadio de Racing debería de llamarse, según mi modesto entender, Dr. Ramón Cereijo, ya que este fue el verdadero impulsor de la obra de su construcción, desempeñando este importante rol sin siquiera ocupar cargo alguno en la Comisión Directiva.

Nota: Agradezco profundamente al Sr. Rodolfo Borda la información aportada para completar datos que hacen al contexto político institucional de Racing en aquella época.


Intervención en el programa "En la Mira" de FM SECLA 104.7, el 16/5/2017



dp





Nota:

Otros artículos propios relacionados con Racing u otros clubes de fútbol. Buscar en la sección Archivos de este blog (costado derecho, parte superior):
Avenida de los campeones. En Avellaneda (en Febrero de 2008)
Club Atlético Independiente: Engaño tapado con campeonatos. Aqua Solarium. Sobre la fallida obra del Club Atlético Independiente (en Diciembre de 2008)
El Renacimiento de un Gigante . Racing (en Diciembre de 2008)
El pueblo quiere saber. Sobre la ciudad Deportiva de Boca Juniors (en Diciembre de 2008)
Eva Perón y el Racing Campeón de 1951. Daños Colaterales. Entretelones del campeonato de 1951 ganado frente a Banfield (en Diciembre de 2009)
Como se Construyó la Cancha de Racing (en Diciembre de 2012)


5 comentarios:

Eduardo Prina dijo...

Muy buena la historia. No la conocía y muestra una faceta de la realación entre la política y el deporte que Futbol para todos reactualiza. Felicitaciones.

Manu dijo...

interesantisimo post, la verdad esq hay historias dificil de creer, como q la lider de un pais pida la derrota de un equipo por motivos politicos, pero asi son las cosas, esperemos q estas cosas no ocurran mas.

buen blog, un saludo desde nunca podre tener un dinosaurio

Anónimo dijo...

Tenemos mucho que contar de esta historia, hasta cerca de los años 60 con los hermanos Boloque, el Padre de Horacio Rodrigues Larreta y el "Manco Carvallo".......Cuanta y que lindas historias alrededor de tanta gente conocida de Avellaneda............en nuestra juventud y/o adolescencia...
Joaquín M. Muzlera

Anónimo dijo...


Tuve la fortuna, una tarde yendo a ver a Racing a cancha de Lanus en la B, de escuchar esta historia contada x Manuel Blanco. Es así como esta contado.
Carlos Gonzalez‏ @carlosakd53

Anónimo dijo...

Terminado el partido los jugadores de Racing festejaban solos en el vestuario, ya q ningún dirigente se animaba a avalar la "desobediencia" que habían cometido al salir campeones.
Carlos Gonzalez
@carlosakd53