domingo, 4 de mayo de 2008

LOS PREMIOS NOBEL ARGENTINOS


Un dato no menor: de los catorce premios Nobel obtenidos por Latinoamericanos, 5 fueron argentinos.
Este dato marca a las claras el nivel del desarrollo intelectual de un país.
Pero hay otro dato más relevante aún: de esos cinco premios, 3 fueron de ciencias y en ningún caso este premio fue compartido.
Los otros dos premios fueron los Nobel de la Paz.
México, obtuvo un premio Nobel de Ciencia (Química), aunque compartido con otras dos personalidades, uno estadounidense y otro holandés. El mexicano ganador, Mario Molina, poseía la nacionalidad norteamericana y residía en ese país. El motivo fueron sus estudios realizados sobre la capa de Ozono.
Un nacido en Venezuela, aunque residente en los Estados Unidos desde su adolescencia y egresado universitario en ese país, Baruj Benacerraf, obtuvo el Nobel en Medicina en 1980, compartido con otros dos colegas.
Llama poderosamente la atención que ningún brasileño lo haya conquistado y que el siempre postulado literato Jorge Luis Borges, argentino, jamás lo pudiera lograr. Varios escritores argentinos, entre ellos, Ernesto Sábato, Cortázar y Mugica Lainez, siempre fueron nombrados como merecedores también. El cirujano argentino René Favaloro, con sus contribuciones a la cirugía del corazón, creador del sistema del by-pass, figura en una hipotética lista de merecedores, pero con algo grado de injusticia en su no distinción.
En el rubro con más conquistas de latinoamericanos se encuentra el literario, con 5 premios: Gabriela Mistral (en 1945) y Pablo Neruda (en 1971), ambos de Chile; Miguel Angel de Asturias (en 1967), de Guatemala; Octavio Paz (en 1992), de México; y Gabriel García Márquez (en 1982), de Colombia.
Nuestro sub continente fue galardonado por otros dos Premio Nobel de la Paz: Rigoberta Menchú, de Guatemala, en 1992; y Oscar Arias, de Costa Rica, en 1987 (quien actualmente ocupa por segunda vez la Presidencia de la República de Costa Rica)

Los Nobel argentinos son:

Luis Federico Leloir (aunque nacido en París accidentalmente, poseía la ciudadanía Argentina por tener padres de esta nacionalidad. Regreso al país siendo un bebé). Por su trabajo sobre el proceso de los azúcares complejos que se descomponen en carbohidratos simples. Premio de Química en 1970.










César Milstein (aunque radicado en el Reino Unido desde mediados de la década de los 60). Por sus estudios sobre Inmunología, premio de Medicina en 1984.












Bernardo Houssay, por sus trabajos sobre la glándula pituitaria, premio de Medicina, en 1947.













Adolfo Pérez Esquivel, por su defensa de los derechos humanos, premio de la Paz en 1980 (en medio de la dictadura militar).












Carlos Saavedra Lamas , por intervenir en la conclusión de la guerra del Chaco, disputada entre Paraguay y Bolivia (ocupaba el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores de la Argentina), premio de la Paz en 1936.










dp

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una aclaración con respecto a Leloir porque, tal como está relatado, parecería que se trata de un francés que emigró a la Argentina. La familia Leloir estaba radicada desde hacía varias generaciones en nuestro país. Padres y abuelos de Leloir eran argentinos, lo mismo sus hermanos. Como el padre enfermó gravemente, debió viajar a París para someterse a un tratamiento. Cuando la madre del científico abordó la nave acompañando a su esposo, llevaba seis meses de gestación, es decir, que Leloir era más argentino que otra cosa y si nació en París (a los dos meses de llegada la familia) fue inscripto como argentino y esa era su nacionalidad. Pues, aún en el seno materno, había sido gestado y se había desarrollado como niño aquí en nuestro país.
Buena página.
Felicitaciones
Alberto