lunes, 24 de diciembre de 2007

EL MINISTRO ARGENTINO DE HITLER

Tres hombres marcaron el pensamiento nazi que hizo estragos en el mundo: Alfred Rosemberg, Walter Darré y el propio Adolf Hitler.


De izquierda a derecha: Josef Goebbels, Adolf Hitler, Ernst Röhm, Hermann Göring, Walther Darré y Heinrich Himmler, 30 enero 1933, del libro '¿Quién era Goebbels?', Wilfred von Oven, Editorial Revisión, Buenos Aires, 1988.

La creación de la “raza superior”, con la cual el Tercer Reich deseaba poblar el mundo, fue una tarea confiada por Adolf Hitler a Walther Darré, un argentino nacido en una apacible calle del barrio de Belgrano que pasó la primer parte de su vida en Buenos Aires. Fiel al suelo en que nació, Darré estudió agronomía. Peleó como oficial alemán en la Primera Guerra. Tras adherir al nazismo, encandiló a Hitler con sus aberrantes teorías raciales para el “imperio alemán de los alemanes”, fue ministro de Agricultura de casi todo el Tercer Reich, logró el fervoroso apoyo del campesinado germano y fue sentenciado por los aliados en Nuremberg, todo sin perder su particular acento castellano.

Sus dos obras más importantes, el Campesino como fuente de vida de la raza nórdica (1928) y Nueva nobleza de sangre y de suelo (1930), fundaron una doctrina agraria basada en los lazos de "la sangre y el suelo" (Blut und Boden). Walter Darré quiso demostrar que la raza nórdica, debido a que era campesina, era heroica, colonizadora y guerrera. Todo ello le parecía ligado al hecho de que los nórdicos no fueron nunca nómadas; cuando se desplazaron lo hicieron para colonizar. El campesino nórdico "es la primera forma de oficial prusiano".

Sangre y suelo

A los catorce años Darré se trasladó a Alemania, y luego de la Primera Guerra Mundial se recibió de ingeniero agrónomo y administró algunos campos en Alemania hasta 1922, cuando ingresó a la Universidad de Halle y se recibió de biólogo. La tarea de crear una “raza pura” de alemanes fue confiada por Hitler a Darré en reconocimiento a las teorías que venía pergeñando el germano-argentino sobre la “desigualdad hereditaria entre los hombres”.

En la primavera de 1930 el ingeniero agrónomo se recluyó en la casa de la familia Schultze-Naumburg en Saaleck para escribir su libro Sangre y suelo, un texto iniciático en el que Darré afirma que los alemanes no son en realidad una raza. “Sería el vocablo especie el que nos convendría”, afirma.

Las máximas de Sangre y suelo son citadas incansablemente, todavía hoy, en las páginas neonazis o “skinhead” de la Internet. Entre los historiadores “revisionistas” -niegan los campos de concentración o reducen el Holocausto a una desviación del jefe de las SS Heinrich Himmler- Darré es considerado un ecologista precoz, un defensor de los campesinos que alertaba contra los efectos dañinos de la aglomeración en las ciudades y añoraba el retorno a la tierra.

Este libro llegó a manos de Himmler, el cual se hizo amigo de Darré y al poco tiempo lo incluyó en las SS, para que siguiera con sus estudios y sus investigaciones.

La realidad es que en sus libros Darré decía que las leyes de la naturaleza “no aceptan ningún degenerado, ningún subhombre”, y propiciaba “restringir” al menos “la proliferación de seres inferiores” a través de la esterilización masiva de mujeres. Apenas Hitler llegó al poder, en 1933, Darré redactó y pasó una ley que prohibía a los judíos ser dueños de tierra en Alemania, un primer paso hacía el Holocausto.

Son las ideas expuestas en Sangre y suelo las que Darré puso en práctica desde 1933 cuando es nombrado jefe de la Oficina Central para la Raza y el Reasentamiento, mejor conocida bajo su sigla RuSHA (Rasse und SiedlungsHauptAmt)

El lugar de nacimiento, siempre que la sangre fuera germana, era un dato mínimo para la Alemania hitleriana. Un asistente de Josef Goebbels, ministro de Propaganda del Tercer Reich, recuerda que el gabinete de Hitler estaba perfectamente enterado de la procedencia de Darré. “Era argentino y esto se conocía”, dice Wilfred von Oven, quien murió octogenario en la localidad de Bella Vista, en la Provincia de Buenos Aires, luego de haber acompañado a Goebbels hasta poco antes que éste se suicidara en el búnker de Berlín junto con Hitler, en abril de 1945. “En el gobierno había bastantes personalidades que nacieron en el exterior”, agrega von Oven. “Rudolf Hess nació en Egipto. Yo nací en Bolivia. Pero eso no tenía ninguna importancia en el Reich.”


Ministro de Agricultura

El primer puesto de Darré dentro del Reich fue el de ministro de Agricultura, cargo al que accedió a mediados de 1933 luego de haber acompañado a Hitler durante los años de lucha por el poder.

El 29 de setiembre de 1933 Darré inició una revolución agrícola con una ley que le valió una gran popularidad a Hitler entre los agricultores

La ley creaba la figura del Bauer (campesino) cuyo Erbhof (bien hereditario) era indivisible, inajenable, heredable solamente por el hijo primogénito, inembargable, no hipotecable y estaba exento de impuestos. Como ministro de Agricultura, Darré se convirtió en el Reichsbauernführer (Führer de los Campesinos del Reich).

En 1942 Darré fue destituido de su puesto, ingresando en su lugar un allegado a Goering. En abril de 1945, al finalizar la guerra, fue apresado por las tropas estadounidenses.

Luego del Juicio de Nüremberg se sucedieron otros juicios contra industriales y comerciantes, y años mas tarde contra civiles. En el juicio Wilhelmstrasse Darré enfrentó varios cargos. El 11 de abril de 1949, cuando el juicio llegó a su fin, se lo absolvió de conspirar para emprender una guerra agresiva y de los cargos de crímenes contra la humanidad. Se lo declaró culpable, sin embargo, de ser miembro de las SS y de robar alimentos de áreas ocupadas para entregarlos al consumo alemán. Fue sentenciado a siete años de cárcel, pero se lo excarceló en 1950, pocos años antes de su muerte.

Murió de cáncer en 1953 en la ciudad de Munich.

Walther Darré fue uno de los jerarcas nazis que después de la guerra negaron haber sido antisemitas. Es verdad que en los años de la "desnazificación" muchos alemanes que habían tenido compromisos políticos con el Reich construyeron historias que los colocaban afuera del horror, como meros servidores del régimen encerrados en un compartimiento. Pero a Darré no debió ayudarlo mucho su documentado paso por la RUSHA, la Oficina Central de la Raza y el Reasentamiento, ni sus textos ni su pertenencia al círculo de Hitler hasta 1943: en Nüremberg -y después- sus excusas deben haber sonado a sarcasmo.

Fuente: Abel Cortese
http://www.argentina-insolita.com.ar/relatos-y-frases
Contacto: info@argentina-insolita.com.ar

dp

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Just want tο sаy youг article iѕ as astounding.
The сlarity in your pοst is simply cool anԁ
i can assumе yοu are an eхpеrt on this ѕubject.
Fine with your permission allow me to grab your RSS feed to κeеp up
to date with forthcoming post. Thanks a million and please keep up
the rеwаrding ωork.

Feel free tο surf to my ωebpage ... sfgate.com

Anónimo dijo...

Appreсiatіng the persіѕtence you put into
your sіte anԁ in depth informatіon you presеnt.
It's great to come across a blog every once in a while that isn't the
ѕame old rehashed mаterial. Wonderful reаd!

I've bookmarked your site and I'm incluԁing your RSS feeds tο my Google accοunt.



my weblog: http://www.sfgate.com/business/prweb/article/V2-Cigs-Review-Authentic-Smoking-Experience-or-4075176.php
My web page - ajfv.free.fr

Anónimo dijo...

I do not even know the way I ended up here,
but I assumed this put up was good. I do not understand who you are but
certainly you are going to a well-known blogger for those who aren't already.
Cheers!

Here is my webpage ... safe door locks

Anónimo dijo...

Gracias por compartir conocimientos......!
Mario A. Mattana

Anónimo dijo...

Realmente muy interesante. Gracias por compartirlo
Lidia Zimmermann